20 centímetros importan si has perdido el cabello.

Suelo decir que los astros se confabulan y planifican un acontecimiento a mis espaldas y consiguen convertirlo en especial cuando, teniendo un plan, rutina o hábito concreto, este queda alterado, modificado de alguna forma, dando lugar a un nuevo suceso que de alguna manera me deja marcada, afectada positivamente. Es el caso que explicaré hoy y que he titulado: 20 centímetros importan si has perdido el cabello.

Después del verano, entrado septiembre, suelo actualizar mi aspecto, que se traduce principalmente en sanear el cabello. Ingreso en la peluquería por unas horas y, mientras me pongo al día de los chismes del corazón, unifican a un solo color la gama completa de color tostado que mi melena ha adquirido durante el verano, me revisan y actualizan el aspecto de la misma y terminan dándole un acabado ordenado, pulcro y brillante.

Este año esos astros de los que os hablaba al principio decidieron que septiembre no iba  a ser el mes habitual para pasar por “chapa y pintura”. Si la vuelta al cole fue complicada, los que me conocéis coincidiréis que octubre fue un mes muy “completito” en mi entorno familiar más cercano. Llegó noviembre y por fin empecé a pensar que el día de peluquería estaba cerca, pero no fue hasta el uno de diciembre que conseguí establecer una cita.

Durante esos tres meses, dos de mis amigas habían decidido desprenderse de sus cabelleras por una buena causa y fue ver a una de ellas en Instagram, con su cola de caballo en la mano y su nuevo look en la chola, y ponerme a buscar en Google la peluquería Álvaro Martín de Sant Feliu de Llobregat.

Muy decidida me presenté y anuncié que quería donar mi pelo. De muy buenas maneras me mandaron sentar para analizar las posibilidades. Obedecí preguntándome interiormente el significado de aquella frase. ¿Por qué tenían que analizar las posibilidades? ¿Es que quizá mi maravillosa cabellera no estaba a la atura? ¿La podían descartar por tener canas? ¿O quizá lucir un pupurri de colores tornasolados era un problema?

Álvaro, una persona atenta, amable, cortés, agradecida y, además, un profesional de los pies a la cabeza, salió de entre bastidores portando en la mano una regla. El hombre se me acercó y empezó a estirar mis mechones para medirlos. A través del espejo analizaba su expresión cada vez que sujetaba uno nuevo, temerosa de que al soltarlo me dijera: Verónica, lamento decirte que no das la talla.

Álvaro Martín colabora con Mechones solidarios, una asociación sin ánimo de lucro que confecciona pelucas con cabello donado. La única condición que se exige a los/las donantes tiene que ver con el largo de las guedejas, porque 20 centímetros importan, porque es la longitud mínima en la elaboración manual de los postizos, pensados para aquellas mujeres y niñas que, en su lucha contra el cáncer, pierden su cabello. Pelucas a un precio muy por debajo del de mercado y gratis para todas las niñas y también para aquellas mujeres que no disponen de recursos.

Ahí estaba yo con la melena suelta y Álvaro concentrado con el medidor. En estas que interrumpe la evaluación y dice “Mira Verónica..” Bajé los ojos en acto de derrota porque cuando alguien empieza con “mira”, lo siguiente que añade es negativo. Efectivamente, teníamos un problema. Al llevar el pelo escalado, no todos los mechones alcanzaban la medida exigida, los de la nuca llegaban sin problemas, pero los de la sesera se quedaban cortos. Puse cara de “y ahora, ¿qué?” y rápidamente me dijo que podía hacer una donación parcial, escogiendo solo aquellos mechones que cumplieran con el requisito. Mi cara se iluminó con la propuesta y le di carta verde para cortarme la coleta y en un acto impulsivo le otorgué total potestad para que arreglara a su gusto las greñas que quedaban colgando. El resultado lo podéis ver en el vídeo.

Arriba y vamos!

#donatupelo

 

Tus palabras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s