Duelo entre poetas

Jordi Hortelano 

¿Qué te gusta más Teresa*,
de lo que nos dona el sol?,
¿la luz con la que se expresa
o sus rayos de calor?,
si ambos poetas te embelesan,
quédate pues con los dos.

Verónica Fabra Godó 

Ay Teresa, eres bendición, 
más Jordi no tiene razón.
Sus poemas de amor 
no tienen parangón. 
Mis intrusiones en verso
lejos de tener profesión 
solo quieren mostrar inclinación
por no poder ser su renglón.
Quédate cerca, arrímate a él, 
tiene talento a más no poder.
Disfruta cuando te desnude 
con sus escritos sobre el papel.
Yo seguro estaré cerca, 
como tú me sentiré
cuando con sus manos me desvista
sin siquiera tocarme la piel.

Repito lo dicho sin excepciones
tus versos, Jordi, son perdigones
llenos de grandes pasiones
que atraviesan hasta caparazones
que se creían inmunes a las emociones.

Poeta escribiendo
Poeta escribiendo

Jordi Hortelano 

Mis versos querida Vero,
fueron saliendo a empujones,
poniendo un millón de peros,
en la piel de los renglones,
y hasta que te conocieron
no han atendido a razones.

Verónica Fabra Godó 

Para ya, no hables más,
tus letras saben ruborizar.
Me quedo tonta, sin capacidad
y confundo impares con par.

Jordi Hortelano 

Haré lo que tú me pidas,
si quieres que calle, callo,
ya te he aprendido de oídas,
y desde aquí donde me hallo,
dedico toda mi vida,
sin saltarme ni un ensayo,
a aprenderme tus medidas,
sea de frente o de soslayo.

Verónica Fabra Godó 

No insistas, piérdete. 
Déjate ya de cursilerías.
No sé en qué pensé
cuando te di cancha y carrerilla. 
Olvídame ya de vez,
siendo desde hoy tu enemiga,
será más fácil que supere
tu falso amor que me perdía.
Lectora apréciate, créeme, 
no le alabes, no le sigas, 
Es cazador de mujeres 
y utiliza versos y rimas.

Jordi Hortelano 

Yo no cazo, solo rimo,
no soy de muchas mujeres, 
ni en mi corazón oprimo,
todos los versos que quieres,
ni los que yo me imagino.
Soy de dama no lo dudes,
no puedo con más de una,
y ahora encierro en ataudes,
mis versos a la de una.

Verónica Fabra Godó 

Dame alguna prueba,
que fácil es la palabrería
más la verdad se refleja
en actos y caballería.
Bien sabemos las dignas
que por los largos caminos 
por donde van tus zapatillas
para levantar los ánimos
hay Rosas y Margaritas.

Jordi Hortelano 

Pídeme lo que quieras,
tú, que lates en mi pecho,
no hagas más larga la espera,
llegó la hora de los hechos.

Mujer sobre el colchón
Mujer sobre el colchón

Verónica Fabra Godó 

Quieres hechos?
Muy bien, aquí tienes el reto.
Quiero sentir tus besos, 
así que toma nota y sigue derecho.
Empieza en el entrecejo,
resbala hasta la nariz,
y detén tu boca en la mía un ratín,
hasta que consigas hacerme feliz.
Encorva mi cuerpo
al pasar por mis senos,
liba mi torso y llega lejos, 
mas no te detengas,
sin pausa sigue un buen trecho 
y hazme sentir también en mi sexo.
Si consigues que diga tu nombre 
al final de tu labor como hombre,

podremos darnos más festejos,
y acoplaremos esta vez nuestros cuerpos.

Jordi Hortelano

 ¿Y por qué solo mis besos?,
te llenare de caricias,
dejaré el deseo impreso,
repleto de la avaricia,
que siento ahora por tu cuerpo.
Mi lengua no desperdicia,
el más leve recoveco,
te tomaré y si me vicias,
no dejaré de besarte,
ni el más sutil de tus huecos.

Verónica Fabra Godó

 Cuanta locura, cuanta pasión, 
si mi madre me leyera,
me daría un coscorrón.
Estoy perdiendo la cabeza, 
pues no veo más solución.
Estas letras en saeta
me llevarán a la perdición.
Tarde ya para la pena,
Vero, acepta ya su dirección.
Jordi, prepara buena cena 
y abre botella de buen licor,
que esta noche hay promesa
y comeremos roscón.
Un mapa de cuerpo entera
quedará de mi sudor,
sobre la sábana de tela 
que cubre tu colchón.
Cuando el día amanezca
y nos dé pausa a tanto amor,
si todo lo dicho se mostró verdad,
yaceremos los dos sin fin de función.

Jordi Hortelano 

Las palabras se tornaran besos,

mis caricias recorrerán el mapa de tu piel,
no te cabrán mis excesos,
seré pluma en tu papel.
Te dejaré muda a mordiscos, 
te haré temblar de placer,
antes de que cuentes cinco,
yo habré contado hasta diez.

*Teresa es una de nuestras lectoras habituales en Libros y salvajes

Si te gusta nuestro diálogo, tienes otra entrada anterior. Haz clic en este enlace: Entre versos anda la cosa…

 

Tus palabras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s